julio 22, 2019 1:03 am

Editoral: las mañaneras, muchos adjetivos y pocas cuentas.

Editoral: las mañaneras, muchos adjetivos y pocas cuentas.

Fifís, hipócritas, conservadores, neofacistas, aduladores del periodo neoliberal, esos han sido algunos de los múltiples adjetivos que han salido en las mañaneras presidenciales desde el templete de Palacio Nacional, dejando claro que: el titular del ejecutivo es particularmente sensible a la crítica.

En las mañaneras ha habido de todo, desde periodistas que le han agradecido tener trabajo y cuestionamientos sobre su salud para después compararlo con un corredor keniano, un cuestionamiento más fue la relación México – Estados Unidos, la respuesta fue hablar de béisbol. Sí, el presidente tiene muchas tablas y sabe escurrir las preguntas.

Desde luego, hay excepciones y también han habido momentos sustanciosos en las conferencias de prensa, el más reciente fue el caso del periodista de la cadena Univisión, Jorge Ramos, quien le preguntó sobre la violencia en el país, 8 mil 524 asesinados en lo que va del sexenio. Ahí fuimos testigos de un presidente que se quería convertir en héroe por iniciar sus actividades a las 6 de la mañana, cuando claramente, pudiera no dormir y el índice de homicidios sería el mismo.

Las comparecencias diarias del titular del ejecutivo no han servido como un rendidor de cuentas, al contrario cada día son menos sustanciosas y más adoctrinadoras de los ideales obradoristas. No son pocos los especialistas en comunicación política advirtiendo sobre una degradación de la voz del jefe de Estado.

El presidente tiene sus formas y es muy dado a la descalificación, no obstante, me parece que tampoco hay indicios de que esté vulnerando la libre expresión en la prensa. El periodismo ha sido, es y sera fundamental para una auténtica democracia.

Rodrigo de la Rosa. Twitter: @RodrigodelaR7.

About The Author

Related posts