agosto 20, 2019 9:33 am

Editorial: los claros y oscuros a un año de las elecciones.

Editorial: los claros y oscuros a un año de las elecciones.

Imposible negar, el 1ero de julio de 2018 fue un día histórico para el país, la izquierda arrasó en México, ni sumando los votos de los otros contendientes se llegaba al porcentaje alcanzado por el hoy presidente Andrés Manuel Manuel López Obrador, de paso, el triunfo también era contundente en el poder legislativo. La oposición dejó de figurar y a la fecha no figura.

Es un año de que López Obrador se convirtió en el ganador de la elección presidencial, sin embargo, apenas son 7 meses gobernando al país, aunque de facto, el entonces mandatario Enrique Peña Nieto desapareció de la agenda pública, dando paso, a un presidente que sin estar en funciones ya gobernaba. 

En un hecho sin precedentes, un mandatario convoca a un mitin, disfrazado de informe donde habrá “hasta bailongo”, sostuvo López Obrador, en una de las mañaneras de Palacio Nacional. Surgen cuestionamientos ¿Es necesario dar un informe del estado que guarda la nación por los 365 días de un triunfo? ¿Cuánto será el costo al erario de un evento populista?.

oscuros.

La promesa de no más militarización quedó atrás, está por entrar en funciones una Guardia Nacional, evidentemente militar, cuando en campaña se dijo hasta decir basta que los militares iban a sus cuarteles.

La defensa de la dignidad de la personas, hoy México ya es de facto, un muro, 21 mil miembros del Ejército  persiguiendo indocumentados en las dos fronteras.

El sector salud, es un caos absoluto, los despidos a la orden del día, más de 10 mil, según: la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado. Además las denuncias de medicamentos faltantes.

Claros.

En contraparte, importante decir: el presidente goza de una enorme popularidad y un capital político que hubiera envidiado cualquiera de sus predecesores. De acuerdo a Consulta Mitofsky un 64% aprueba su gestión. 

La estabilidad financiera ahí está, ha habido disciplina en el gasto público.

A su forma y con algunas presiones pero la censura a los medios de comunicación no se ha hecho presente, permanece el respeto a la libre expresión.

Rodrigo de la Rosa. @RodrigodelaR7

About The Author

Related posts